Valoración de la III Fira d'Economia Solidària de Catalunya

Cartel de la III Fira de Economía Solidaria de Catalunya
Publicado por maría Lun 24/11/2014
Categoría: 

Hace un mes participamos como entidad expositora en la III Fira d'Economia Solidària de Catalunya, el colofón a todo un mes de actividades entorno a la economía social y solidaria organizado por  Xarxa d'Economia Solidària. Nuestro objetivo era abrir Punto Abierto a nuevos entornos y públicos, conocer cómo es la experiencia de las cooperativas catalanas y devolver el apoyo que la XES mostró a la II Feria de Economía Social de Madrid.

Vaya por delante nuestro agradecimiento por la acogida, el interés por nuestro proyecto y las ganas de intercooperar que nos mostraron un montón de iniciativas con las que hablamos.

Intercooperación a raudales

El ambiente en general, pero sobre todo entre cooperativas, nos resultó tan cálido como productivo. La gente dejaba su stand para presentarse a otras entidades, interesarse por su proyecto y abrirse a la intercooperación.

Por otro lado, la organización dedicó muchos esfuerzos a fomentar actividades que favoreciesen la conversación entre cooperativas, y todo dentro de un orden y una tranquilidad —que transmitían tanto las personas responsables como voluntarias— admirables, sobre todo sabiendo lo complicado que es gestionar un flujo tan importante de público.

Un recinto muy peculiar

La antigua fábrica Fabra i Coats tiene el particular encanto propio de los espacios industriales recuperados a los que se le está dando una nueva oportunidad. Lo que fue uno de los centros más emblemáticos de la producción textil de Barcelona, en el barrio de Sant Andreau, es ahora el punto de reunión de gente creadora y de propuestas artísticas de lo más sorprendentes.

Profesionalidad: la economía solidaria da el salto

El entorno cooperativista catalán lleva ya muchos años funcionando a toda mecha y, sin duda, la crisis es una excusa perfecta para que hagamos de esta forma de entender las relaciones laborales y de producción una alternativa real. Por eso es más necesario que nunca profesionalizar las tareas de difusión y promoción para llegar a más gente y que la economía solidaria sea la única economía posible.

En la Fira nos cautivaron detalles nada nimios como son disponer de WIFI y de enchufes suficientes; si a eso le sumamos la coherencia en el diseño de materiales, lo pensado de su disposición, la comodidad de los espacios, la experiencia fue, cansada, sí, pero de lo más agradable.

Por todo esto y más —el clima, lo bonita que siempre está Barcelona, el salir, que siempre sienta bien, etc.—, no tenemos ninguna duda de que para la cuarta estaremos allí. ¿Nos vemos en la Fira el 2015?

Añadir nuevo comentario