Tu marca en Facebook (I): diferencia entre perfil y página

Las fan pages son para marcas, los perfiles, para personas
Publicado por maría Mar 26/11/2013
Categoría: 

Empezamos una serie de posts en el blog de Punto Abierto con consejos básicos para exprimir al máximo las redes sociales y sacar el mejor jugo para nuestra marca. Es cierto que utilizar un perfil personal en lugar de una fan page es uno de los errores más frecuentes y también evitables de las marcas en Facebook. También es cierto que hay muchas más cuestiones a tener en cuenta para lograr que la presencia de nuestra entidad en la red sea la más adecuada a nuestros objetivos. Ah, ¿que aún no tenemos objetivos, y ya nos queremos plantar en Facebook? Esto da para otro post. Pero de momento, a lo que íbamos.

Los perfiles personales son para personas. Las fan pages, para marcas

Igual que sabemos que el NIF es para un individuo y el CIF para una entidad, una cuenta personal en esta red social debe corresponder a alguien con nombre y apellidos reales —al menos así lo quiere Facebook—, nacimiento anterior al 2000 en un lugar identificable y estado civil más o menos complejo, allá cada uno con eso.

Por otro lado, las páginas son para marcas, productos, empresas, causas, personajes públicos; en resumen, para todo aquello con un interés más o menos comercial. Ofrecen ventajas que no tienen los perfiles y que, precisamente, son muy útiles para ese interés.

Si soy una marca, ¿por qué debo convertir mi cuenta personal en página?

Si eres una marca debes usar página de Facebook y NO perfilCuando nos damos de alta en Facebook, una de las cláusulas que aceptamos dice que “Los perfiles representan a individuos y se deben mantener bajo un nombre individual, mientras que las páginas permiten a una organización, empresa, famoso o marca mantener una presencia profesional en Facebook”. Si no actuamos en consonancia a esta norma, nuestra cuenta puede ser eliminada, y el disgusto no merece la pena. Si estás leyendo esto y tienes un perfil personal para tu negocio, conviértelo cuanto antes en página; es fácil y respirarás con alivio, prometido.

Pero yo sólo quiero publicar novedades, ¡no complicarme!

Siempre somos un poco reticentes a los cambios, y si tu uso de Facebook no es intensivo te preguntarás para qué meterte en líos. Además de la importancia del punto anterior, cuando empieces a conocer las funcionalidades que ofrecen las fan page seguro que te animas. Aquí van unas cuantas:

¿Qué ventajas tiene usar una fan page?

  • Número ilimitado de seguidores: en una cuenta personal el tope de contactos es de 5.000. Puede que tu página tenga aún un seguimiento discreto pero, ¿para qué ponernos límites?
  • Visibilidad: cualquiera puede ver tu contenido. Tus publicaciones son siempre visibles, aunque quien visite la página no esté logado en Facebook. Todo aquello que publiques será rastreado por buscadores y la gente te encontrará más fácilmente.
  • Varios administradores: puedes dar permiso a varias personas con diferentes tipos de permisos para que gestionen y publiquen en tu página. ¡Y sin darles contraseñas ni nada!
  • Tu marca puede ser etiquetada por cualquiera: y por tanto ganas visibilidad, fans e interacciones. Con un perfil personal sólo tus contactos te pueden etiquetar en sus publicaciones.
  • Acceso a estadísticas: la mejor manera para saber qué impacto tienen tus contenidos, qué les gusta más a las personas que te siguen de lo que les cuentas y un montón de variables más.
  • Personalización con aplicaciones y tabs: hay miles de aplicaciones que puedes usar para mejorar la interacción con tus fans y el aspecto de la página. ¡Y qué decir de las pestañas y el juego que dan! Sólo están disponibles en las fan pages, una razón más para no conformarte con un limitado perfil personal.
  • Comenta y da me gusta como tu página: puedes interacturar como marca en otras páginas que tienen que ver con tu negocio o sector. Es buena idea para conseguir un incremento de tu presencia y visibilidad.
  • Concursos: puedes usar alguna de las muchas apps para proponer concursos y conseguir más fans, además de datos sobre sus perfiles y gustos.
  • Publicidad: si te lo tomas en serio puedes invertir en promocionar tu página o alguna de tus publicaciones. El cielo Tu presupuesto es el límite.
  • Aspecto más serio/profesional: con una página y sus posibilidades es más difícil transmitir la sensación de que es tu sobrino el que te lleva las cosas en Facebook.

En resumen, la fan page es una herramienta imprescindible, hoy por hoy, en tus acciones en redes sociales. En Punto Abierto nos ha parecido necesario aclarar las razones después de encontrarnos con muchas dudas, errores y poca idea de la diferencia entre perfil y página. Somos conscientes de que este post no tendría sentido si el amigo Mark y su pandilla se trabajasen más la interfaz y funcionalidades de Facebook, pero ya ahí poca cosa podemos hacer. ¡Esperamos que os resulte útil!

Añadir nuevo comentario