Medioambiente: productos electrónicos en las cooperativas de tecnología

Publicado por andrea Mar 28/02/2012

Hoy intentamos aportar ideas sobre la pregunta que siempre surge en nuestro entorno de trabajo: ¿qué hacemos cuando los ordenadores, impresoras y móviles mueren? Esta situación se presenta cada vez con mayor frecuencia y, por una parte, afecta el bolsillo; por otro el gasto energético y material de los componentes que lleva cada aparato electrónico tiene un coste elevado a nivel medioambiental.

En las empresas con distintas denominaciones fiscales y que trabajan en la actividad de creación de software o hardware, pensamos que el plan de empresa que hace al inicio de actividad debe ir acompañado con un protocolo o guía mínima de qué hacer con esos productos que en nuestro caso consumimos con regularidad. Como consumidores y productores de tecnología, debemos tener una política segura para ser conscientes de lo que consumimos y a qué lo destinamos, así como qué hacemos con esos productos una vez que termina su ciclo vital. En nuestro caso, cuando iniciamos Punto Abierto, decidimos agregar al Plan de empresa un capítulo únicamente para la viabilidad medioambiental de nuestro proyecto. Aquella guía, es un esbozo mínimo pero necesario para respondernos a la pregunta de ¿qué hacemos cuando los productos electrónicos mueren?

La cuestión la empezamos a deducir con la Ley de Conservación de Energía: "La energía ni se crea ni se destruye, sólo se transforma". De esa forma fuimos buscando información sobre alternativas para darle más vida a los aparatos electrónicos de la cooperativa o bien enviarlos a lugares que se hiciesen responsables de los componentes que contiene cada aparato. En esta búsqueda descubrimos que muchas de las alternativas que nos ofrecen para deshacernos de nuestros productos electrónicos no son la mejor solución ambiental. Además, la basura electrónica cada año se multiplica creando grandes basureros en países africanos o asiáticos.

Muchas soluciones que nos ofrecen a nivel institucional tienen detrás a grandes productores de aparatos electrónicos. Estos se deshacen de los productos enviándolos a otros países en contenedores. Por ello se decidió que, en primer lugar, el consumo debe ser responsable y tener unos criterios mínimos a la hora de comprar abastecimiento tecnológico. Cuando estos productos llegan a su final por un fallo es posible hacerlo funcionar con arreglos y, si esto no nos permite una duración prolongada, el último paso es la búsqueda de un lugar donde puedan utilizar los componentes sanos de estos aparatos.

En este post queríamos visualizar la importancia que tenemos todas las personas, no sólo las empresas que trabajan en el sector de la tecnología, porque todas somos consumidoras de este tipo de productos, por lo cual debemos ser conscientes del daño medioambiental en la producción, uso y eliminación de ordenadores, móviles, teléfonos, impresoras, televisores, tablets, etc.

A continuación les dejamos el archivo con la guía de documentación que preparamos para nuestra cooperativa sobre este tema y un vídeo pedagógico que ilustra el problema. También recomendamos el documental emitido en TVE Canal 2 "Comprar, tirar, comprar".

Guía para productos electrónicos en cooperativas de tecnología

The Story of Electronics

"Comprar, Tirar, Comprar"

Añadir nuevo comentario