Limpiar la caché: un sano ejercicio

Memoria caché: trucos y consejos para que no de problemas
Publicado por maría Mié 2/11/2016
Categoría: 

En nuestro día a día convivimos con un montón de aparatejos —gadgets suena mejor—, elementos de software y de hardware muy pensados. Sin saber cómo, todos esos chismes juntos obran la magia de conectarnos de un punto a otro del planeta, de permitirnos ver una película on line, o de llevar nuestras cuentas personales en una aparentemente simple hoja de cálculo.

Entre los cacharros, cosas, apaños, chismes o "esos" hay uno al que hay que prestar atención de vez en cuando. Está ahí, haciendo su trabajo y, sin saberlo, liándonosla alguna que otra vez. Hablamos de esa fuente de confusiones, de "dijiste pero no hiciste"; hablamos del "dale a F5, refresca" o del "pues yo no lo veo así". Hablamos, sí, de la memoria caché.

¿Quién o qué es la caché?

Es un tipo de memoria que sirve para ahorrar tiempo en los procesos; es decir, nuestro Firefox preferirá tirar de lo que tiene almacenado en su memoria caché para mostrarnos antes las webs que hemos visitado con anterioridad. Se ahorra así cargarlas de principio a fin cada vez que accedemos a ellas. Guarda temporalmente la última información para acceder a ella más rápido, lo que supone una mejora en el rendimiento.

¿En dónde hay cachés?

¡Date la vuelta! ¡Detrás de ti! Bueno, no, pero casi. Tu ordenador tiene memoria caché, independientemente de su sistema operativo. Una limpieza de vez en cuando ayudará a que su ritmo vuelva a ser el de siempre, porque se lentifica a medida que usamos programas y navegamos en internet.

Los navegadores son los que más dolor de cabeza nos dan con esto de las cachés, pero también las aplicaciones móviles, de ahí que una buena limpieza nos asegure espacio extra. Prueba a hacerlo con Instagram o Flipboard, te sorprenderás de la cantidad de cositas que acumulan.

Si es tan útil, ¿por qué da tanta guerra?

Pues porque las webs cambian y nuestros navegadores, tirando de caché, pueden prescindir de aplicar esos cambios. Tampoco demonicemos a la pobre, porque en la mayor parte de los casos ayuda, más que complica.

Suele ser cosa de tiempo que el navegador detecte que hay una nueva versión, aunque si los cambios son muy pequeños es posible que esto no suceda, y claro... Tú le das a F5, le dices al cliente/a que le de a F5, a tu madre, al gato, pero la persona usuaria no tiene porqué estar al tanto. Y el desastre puede ser que la web aparezca descuadrada o vete a saber qué. Eso será así hasta que expire la caché, que como todo, no dura para siempre.

Cómo limpiar la caché en Firefox

Si queremos ver los últimos cambios que hemos aplicado a nuestro blog, por ejemplo, y no hay manera, podemos eliminar de forma manual los datos almacenados en la caché. Además, para más comodidad, es posible establecer la limpieza automática cada vez que se cierre el navegador.

Cómo limpiar la caché en Firefox

Cómo limpiar la caché en Chrome

Muy facilito, como podéis ver en la imagen inferior.

Cómo limpiar la caché en Google Chrome

Cómo limpiar la caché en Android

La memoria de nuestro teléfono es siempre más limitada de lo que nos gustaría. Por eso, podemos eliminar caché de vez en cuando para hacer hueco. Es sencillo: hay que acceder a Ajustes>aplicaciones. Ahí bastará con seleccionar la aplicación y elegir borrar caché. Ojo. porque la otra opción que verás, borrar datos, eliminará los datos de acceso a la aplicación, entre otros.

Bola extra: las cookies

Son archivos que incluyen datos sobre nuestra navegación. Las emite el servidor donde está alojada la página web y las recibe el navegador que usamos para visitar la página. Mientras que la caché ayuda a que navegemos más fácil y rápidamente, las cookies sirven para identificarnos y almacenar un historial de cómo interactuamos con esa página. El objetivo es la personalización de la experiencia de usuario/a; las cookies pueden almacenar para ello desde la última vez que accedimos a una web, hasta los artículos que guardamos en el carrito de compra en un e-commerce.

Es buena idea eliminarlas también de vez en cuando, como la caché. De hecho, la opción "eliminar cookies y caché" suele ir de la mano.

Añadir nuevo comentario