Cómo comunicar mejor con nuestro público objetivo

Cómo comunicar (bien) con nuestro público objetivo
Publicado por maría Mié 30/11/2016
Categoría: 

¿A qué nos referimos con eso de público objetivo, de target, de nicho de mercado? Que te quede muy clarito de lo que NO hablamos: de "la gente". La gente no es nadie. No todo el mundo puede ser tu cliente ideal. No puedes cubrir las necesidades de cualquier persona.

"La gente" no es nadie, hay que definir y segmentar

Vamos por el principio: ¿qué es la segmentación?

Hablamos de un grupo de personas con características parecidas, que tienen una necesidad parecida, para la que buscan una solución. Si te has especializado en esa solución que es posible que muy pocos competidores puedan cubrir, enhorabuena; estás en el buen camino.

Antes de continuar, una cosita pequeña a la que prestar atención: el nicho al que nos dirijamos debe ser rentable.

En la búsqueda de nichos rentables

Para empezar, mírate en un espejo y define qué sabes hacer y qué puedes ofrecer. No es una tarea fácil, pero es un ejercicio básico para arrancar con un nuevo proyecto.

Medir es fundamental¿Cómo debe ser un nicho para ser rentable?

  • Lo primero: deben integrarlo un número considerable de personas para que se pueda crear un negocio derivado de él. No sirven tres gatos, por majos que sean.
  • Lo segundo: su demanda está creciendo. ¿O piensas que es una buena apuesta el mundo del fax?
  • Hay algo de competencia, o sea, hay mercado: nos vendrá bien para medir y también mejorar. Significa también que ya hay personas consumiendo, o sea que puede ser una buena oportunidad meter la nariz.

Asegúrate, además, de que eres experto/a  o que conoces a alguien que sí lo es: rodéate de gente que conozca de verdad lo que necesita ese nicho.

La especialización para marcar la diferencia

  • Piensa en el ámbito geográfico en el que te vas a centrar.
  • Concreta bien: género, edad, estudios, etc.
  • ¿Te vas a especializar, en un tipo de producto o servicio?
  • ¿Vas a pensar mejor en precio y volumen?

Vale, ¿y dónde entra aquí la comunicación?

Uy, la comunicación entra en cualquier momento, ya sabéis que es algo transversal y blablabla. Pero, mejor que lo cuente Paula González, una de las ponentes de la jornada #KitDelEmprendimiento:

Paula González Comunicación

¿Cuántas veces te has sentido identificada con una tira de cómic? ¿Y con una película?

Ese momento en que te mueres por compartírselo a tus amigas con unas risas por Whatsapp o que te sonríes por lo bajini mientras piensas "soy yo".

A esto es a lo que nos referimos con hablarle a tu público objetivo quien, idealmente, será tu cliente el día de mañana. 

¿Cómo determinar quién es tu público objetivo?

Es tan sencillo como pararte a pensar en lo que ofreces y en la solución que propones con tus productos o servicios y pensar: ¿cómo es la persona a la que le voy a solucionar la vida?

Déjate llevar en ese ejercicio de imaginación y no escatimes detalles.

Ya sé que definirnos es encasillarnos, igual que está feíto utilizar siempre el género binario masculino-femenino, pero, en aras de que el ejercicio salga bien, tenemos que utilizar los términos más sociales posibles: género, edad, campo o ciudad, ética y valores, poder adquisitivo, tipo de trabajo... lo que se te ocurra para poder ir afinando.

Si te haces un retrato robot de la persona a la que te quieres dirigir, te será mucho más fácil pensar los mensajes con los que se sentirá identificada. 

¿Y si tu público objetivo no está siendo el ideal?

De acuerdo, estas cosas pasan. Mira primero quiénes te vienen, con qué tipo de dudas y por qué no se están convirtiendo en clientes. ¿Puedes transformar sus dudas en contenido? Hazlo. ¿Puedes gestionar las objeciones de por qué no quieren ser tus clientes? Debes refutarlas, claro. 

Quizá necesites una mejora en tu branding, en tu imagen, y no solo en tus palabras. Puede que sea un mix de las dos: fondo y forma.

Al final, se trata de quien llegue a tu web, a tu newsletter, blog o redes, se sienta especial. Como el único espectador ante esa pantalla de cine donde la protagonista se derrama el café por encima manchando su abrigo y piensa en la de veces que le ha pasado eso y en la falta que le ha hecho una app que te localice la tintorería más cercana.

Localiza a tus espectadores con este sencillo ejercicio de imaginación o de contraste de estadísticas en tu web y redes y siéntete una estrella de cine con tu proyecto.

 

¿Quieres saber qué más tiene que contar Paula? En la jornada compartirá mucho más. ¡Hazte con tu #KitDelEmprendimiento! Y con unos mini croissants de Creativegan, también ^_^

Inscríbete AHORA por 59€

Añadir nuevo comentario