Buzzwords

Publicado por andrea Vie 8/04/2011

A menudo vemos al pasar pequeños anuncios en diferentes redes donde solicitan el trabajo de programadores o comunicadores, áreas en la cuales trabajamos desde hace dos años con Punto Abierto. Muchos de estos anuncios están bien redactados y los términos utilizados son correctos, pero en otros casos se da lo contrario y se hace uso de una práctica muy poco útil para describir lo que se necesita. En los anuncios se ve con regularidad el uso abusivo de buzzwords, que lleva a una interpretación errónea en algunos casos.

A menudo vemos al pasar pequeños anuncios en diferentes redes donde solicitan el trabajo de programadores o comunicadores, áreas en la cuales trabajamos desde hace dos años con Punto Abierto. Muchos de estos anuncios están bien redactados y las terminologías utilizadas son correctas y también son coherentes en cuanto al presupuesto que deben asignar, pero en otros casos se da lo contrario y se hace uso de una práctica muy poco útil para describir lo que se necesita. En los anuncios se ve con regularidad el uso abusivo de Buzzword, esta formula provoca una interpretación errónea en algunos casos.

Buzzword son palabras que se ponen de moda y que tienen definiciones volátiles, también son denominadas como fashion word o vogue word. Hay una gran lista de este tipo de palabras usadas por muchos para describir las aplicaciones solicitadas a los programadores, los términos se mezclan y la interpretación que puede darle un programador carece de sentido. Como fue comentado en anteriores post, para que los programadores entiendan que es lo que necesita el cliente es necesario detallar la idea clara y empezar por una pequeña casa a la que después se le agregan otros pisos y no describir la idea de un sitio como si fuera un gran edificio.

Si bien dentro de la precariedad en la que se encuentra el mercado de trabajo y la escasez de liquidez de las empresas también se están encontrando muchos anuncios que presentan un presupuesto asignado totalmente irreal. Esto se da en el caso de los anuncios solicitando servicios de comunicación. Es notable el desarrollo de herramientas para facilitar la comunicación en Internet el nuevo medio que también está de moda, ya que por el solo hecho de que el público lo consulta con más frecuencia se decide dirigir la comunicación en esa dirección sin mucha planificación y como si fuese una carrera frenética sin objetivos claros. Muchas son las empresas que han implementado recursos de información en blog y redes sociales, complementos de la Web corporativa, sin embargo, no solo se trata de abrir estos espacios sino también mantenerlos. El mantenimiento de estos canales de comunicación  requiere de varios  especialistas como un dinamizador o mediador de redes, redactor de post, creador de contenidos en las redes, etc. Labores que llevan su jornada de trabajo que consiste en investigación, análisis de la información y criterios editoriales para publicar conjuntamente con una estrategia de difusión. Los presupuestos para este tipo de trabajos tienen que estar relacionados con los programadores, entre estas dos disciplinas debe establecerse una comunicación fluida. Para profesionales que leemos los anuncios de este tipo de trabajos vemos como los presupuestos asignados a  la labor de una persona de comunicación son infravalorados con anuncios donde solicitan a un redactor de post al que se le pagaría 1 € por post. Este tipo de precios se ha extendido por toda la red, sin embargo, es otra forma de utilizar Buzzword pero con los precios,  en el campo de la comunicación. Si ya es suficiente humillación que en los medios convencionales solo contraten periodistas como becarios con un sueldo de 300 €, el hecho de pagar a profesionales que se actualizan para adaptar la información a los medios digitales cuando en la carrera de comunicación todavía no se imparten ese tipo de materias, es una situación a todas luces de desprecio hacia las personas trabajadoras en este sector. Las horas que se emplean en la creación de contenidos y la formación de una actitud asertiva en las redes sociales no se corresponden en absoluto con los salarios o presupuestos que se ofrecen en este tipo de anuncios cada vez más generalizados.

Buzzword son palabras que se ponen de moda y que tienen definiciones volátiles. También son denominadas como fashion word o vogue word. Hay una gran lista de este tipo de palabras usadas por muchos para describir las aplicaciones y lenguajes solicitadas a los programadores; los términos se mezclan y la interpretación que puede darle el lector se dificulta. Como fue comentado en anteriores posts, para que se entienda qué es lo que necesita el cliente, es necesario detallar la idea clara y empezar por una pequeña casa a la que después se le agregan otros pisos, y no describir la idea de un sitio como si fuera un gran edificio.

Si bien dentro de la precariedad en la que se encuentra el mercado de trabajo y la escasez de liquidez de las empresas también se están encontrando muchos anuncios que presentan un presupuesto asignado totalmente irreal. Esto se da en el caso de los anuncios solicitando servicios de comunicación. Muchas son las empresas que han implementado canales de información como blogs y redes sociales, complementos óptimos para la web corporativa. Sin embargo, no sólo se trata de abrir estos espacios, lo más importante es mantenerlos activos.

El mantenimiento de estos canales de comunicación  requiere de varios  especialistas como un dinamizador o community manager, redactores o bloogers, etc. Estas son labores que implican tiempo, que consisten en investigación, análisis de la información y criterios editoriales para publicar conjuntamente con una estrategia de difusión. Los presupuestos para este tipo de trabajos tienen que estar relacionados con el equipo de programación. Entre estos dos grupos debe haber una comunicación fluida. Para profesionales que leemos los anuncios de este tipo de trabajos vemos como los presupuestos asignados a la labor de una persona de comunicación son infravalorados, viendo ofertas como 1€ por post. Las horas que se emplean en la creación de contenidos y la formación de una actitud asertiva en las redes sociales no se corresponden en absoluto con los salarios o presupuestos que se ofrecen en este tipo de anuncios cada vez más generalizados.

Añadir nuevo comentario